jueves, 16 de octubre de 2014

Panes de Alsacia

Otra de las gamas de pan que más se están vendiendo es la de nuestros panes de Alsacia. Los hacemos de harina de molino de piedra, en tres variantes: sin nada más que la harina; de pasas y miel; y un tercero de frutos secos. Los formatos son de 1200 y de 600 gramos. 
Su proceso de elaboración consta de un amasado lento y corto en amasadora de brazos, imitando el amasado manual. Una primera fermentación en bloque de 3 horas y media. Una fermentación final de 14 horas que hace madurar las masas hasta el punto adecuado de sabor. Lo cocemos 65 minutos hasta conseguir la corteza ideal. 
Hace ya mucho tiempo, cuando empezamos a elaborarlos, los representantes de harina y productosentraban en nuestro obrador y se echaban las manos a la cabeza diciendo: ¿Pero cómo váis a vender unos panes de kilo y pico? ¡Si la gente no come ya casi pan! Bueno, pues se agotan rápido, porque lo que "la gente" no come, ni le apetece comer, es un pan malo que, por desgracia, es común en todas partes. El tamaño da igual para un amante del buen pan.
Los clientes se llevan sus piezas de 1200 gramos, las guardan en rebanadas o trozos, y lo consumen durante varios días. ¡Así se consume el pan!
Pulsa sobre las imágenes para verlas en formato grande:













1 comentario:

  1. En nuestro Horno Atanor, ya sabéis, ha triunfado el alsaciano de frutos secos. Se está produciendo un verdadero fenómeno "boca a boca" o, lo que resulta más correcto, fenómeno "boca-oreja". Vienen clientes preguntando por él, atraídos por los comentarios que han oído de amigos, vecinos, familiares... Esto sólo pasa cuando el pan es extraordinario!

    ResponderEliminar