miércoles, 26 de noviembre de 2014

Pan de Pueblo de Verdad

Sí vienes a nuestra tahona y pides un "pan de pueblo de verdad" te daremos uno de nuestros panes más tradicionales. Receta de 125 años. Se trata de trigo de invierno molido en piedra, con dos fermentaciones que suman un total de 25 horas. Lo amasamos muy poco, en una marcha lenta y en amasadora de brazos, para lograr un efecto idéntico al del amasado manual. Fermenta toda la masa completa en una sola artesa durante 5 horas. Después se van pesando las piezas individuales, que se dejan madurar todo un día en sus maseras.

Lo único que ha cambiado de este proceso en un siglo han sido los pesos electrónicos, que sustituyen a las viejas romanas con las que pesaban nuestros abuelos. 

Las dobles fermentaciones y las largas maduraciones han sido la base de la panadería tradicional desde siempre. Este pan es un buen ejemplo. Lo que hoy muchos presentan como una novedad, en Illescas hay familias que llevan comiéndolo como algo normal toda la vida. 

La clave de estos panes es, ante todo su sabor. Cualquier panadero con una cierta técnica puede preparar un pan alveolado de buena corteza. Las industrias del congelado precocido también los hacen gracias a novedosos cócteles mejorantes y replicantes químicos de las masas madres. Sin embargo, tenemos comprobado por experiencia que, sólo técnicas verdaderamente artesanales, con materias primas de primera calidad, dan como resultado unos sabores únicos, absolutamente reconocibles por su excepcionalidad, como ocurre con este pan de  pueblo, el Sanfrancisco, el Hoxton Rye y otros tantos de nuestra carta semanal de panes.  








1 comentario:

  1. Tiene una pinta increíble, me dan ganas de pegarle un bocado! A ver si este fin de semana que tengo tiempo lo puedo probar, gracias por la receta
    http://www.mundopan.es/

    ResponderEliminar